You are here

Share page with AddThis

Ciclo de vida de los productos y 5 reglas de oro

El Manejo Seguro y Responsable de Fitosanitarios se constituye como una herramienta fundamental dentro de las Buenas Prácticas Agrícolas, no solo por su importancia en la obtención de productos de calidad e inocuidad, sino también a la hora de proteger el ambiente y la salud de las personas. Por tales motivos, desde Syngenta realizamos un acompañamiento eficaz durante todas las Etapas que conforman el Ciclo de Vida de los Productos Fitosanitarios.

Ciclo de Vida de los Productos Fitosanitarios

El reto que supone fomentar un manejo responsable es mucho mayor desde el instante en que nuestros productos abandonan la fábrica y se encuentran fuera de nuestra supervisión directa. Es por ello que Syngenta se compromete a que el Programa de Manejo Responsable de Productos Fitosanitarios se cumpla en todas las etapas, desde su compra hasta la disposición final de residuos y envases.

5 Reglas de Oro

Es importante que toda persona que forme parte de alguna de las Etapas del Ciclo de Vida, reciba capacitación en el uso seguro de productos para la protección de cultivos. Syngenta, a través de las 5 Reglas de Oro, logra concentrar numerosas recomendaciones a fin de facilitar su comprensión y aplicación en la práctica diaria. Estas son:

Regla N°1
TENER PRECAUCIÓN EN TODO MOMENTO
Es importante destacar que estamos manipulando productos con toxicidad por lo que implica un Riesgo para nuestra salud y el ambiente. Por lo tanto, siempre debemos prestar especial atención durante todos los procedimientos: / Al momento de transportarlos / Al almacenarlos / En la preparación de mezclas / Durante la aplicación / En la gestión de envases vacíos.

Regla N°2
LEA Y COMPRENDA LA ETIQUETA 
Antes de iniciar la aplicación, es necesario leer y por sobre todo comprender la información que contiene la etiqueta. Además de los cultivos a proteger y las dosis recomendadas para cada plaga, es importante tomar consideración de las siguientes recomendaciones de uso, entre otros puntos claves: / Condiciones Ambientales para la aplicación / Elementos de Protección Personal a utilizar / Periodo de Carencia / Periodo de Reingreso / Precauciones Ambientales. 
Cumplir con estas, así como el resto de las recomendaciones que figuran es nuestra responsabilidad y debemos respetarlas simplemente leyendo la etiqueta. 

 Regla N°3
PRACTIQUE UNA BUENA HIGIENE PERSONAL
Luego de una aplicación los equipos de protección personal reutilizables deben lavarse en áreas destinadas para ello – lejos de fuentes de agua, animales y personas –, y separadamente de la ropa de uso diario. No se puede fumar, ingerir alimentos y bebidas cuando se está manipulando productos para la protección de cultivos. Es esencial que al finalizar el día de trabajo el Usuario se bañe con abundante agua y jabón.

Regla N°4
USE EQUIPOS DE PROTECCIÓN PERSONAL (EPP)
Los EPP deben ser utilizados antes, durante y después de la aplicación. En la manipulación de envases, en el armado de mezclas, durante el Triple Lavado y perforado de los envases, durante la aplicación, en el lavado de los equipos de pulverización y en la gestión de envases vacíos.
Los EPP son la última barrera para el ingreso de productos por principales vías de ingreso (Absorción Dermal, Vía Oral y Vía Respiratoria), reduciendo al mínimo el riesgo de intoxicación.

Regla N°5
MANTENGA EN ÓPTIMAS CONDICIONES EL EQUIPO DE APLICACIÓN
Siempre se debe revisar que el equipo de aplicación esté en buenas condiciones y sea seguro para el uso. Los equipos de aplicación deben ser lavados con frecuencia. Dicha acción da como resultado aguas sucias que sin el adecuado tratamiento pueden llegar a causar daños en el ambiente.