AL VOLANTE, ¡NO ATIENDAS!

Quintal Newsletter

Por este motivo, si estás manejando, frená en un lugar seguro, atendé el llamado y, una vez finalizado, continuá.
Si alguien a quien llamás te atiende mientras maneja, sé prudente y reprogramá la llamada para otro momento. Evitá incrementar el riesgo al volante.