El aire que compartimos

Informes

El 5 de junio pasado se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente 2019, cuyo propósito consiste en crear conciencia sobre la contaminación del aire.

El aire está a nuestro alrededor. Es invisible y la mayoría de las veces no pensamos mucho en ello. Pero, cuando el aire está contaminado, se convierte en una amenaza para nuestro Planeta.

La contaminación del aire genera una mezcla de partículas y gases que puede alcanzar concentraciones dañinas. Sus efectos pueden ir desde mayores riesgos de enfermedades hasta el aumento de las temperaturas. El dióxido de carbono, el dióxido de azufre, el metano y el moho son solo algunos ejemplos de contaminantes comunes. Según la Organización Mundial de la Salud, cada año, alrededor de 7 millones de muertes prematuras son causadas por la contaminación del aire y 9 de cada 10 personas respiran aire tóxico.

El Día Mundial del Medio Ambiente tiene como propósito visibilizar este tema tan complejo. Organizado por la República China, en esta ocasión nos invita a repensar nuestros hábitos diarios para reducir la cantidad de contaminación del aire que producimos y frustrar su contribución al calentamiento global y sus efectos en nuestra propia salud.

Cómo afrontamos este reto

En Syngenta, nos comprometemos a hacer que la agricultura sea más sostenible. Somos conscientes de que la mayor parte de nuestro impacto en el medio ambiente proviene de nuestra cadena de suministro. Es por eso que la colaboración es clave para el éxito.

Para mejorar la calidad del aire, estamos trabajando en objetivos basados en la ciencia para reducir nuestra huella de carbono. También nos estamos esforzando por reducir las emisiones atmosféricas peligrosas, incluidas las partículas y el ozono a nivel del suelo, en nuestras operaciones y cadenas de suministro. Esto incluye las emisiones de nuestras operaciones de semillas y el uso de diésel en la distribución y la logística de la cadena de suministro. El abastecimiento de energía, particularmente en países como China, con una alta proporción de generación de energía a base de carbón, es otro factor importante.

Además, seguimos colaborando con los agricultores para brindarles el conocimiento, las prácticas y las soluciones necesarias para aumentar su sostenibilidad.

Lo que podés hacer

Por último, pero no menos importante: la contaminación del aire comienza en casa. Hay muchas cosas que puede hacer para ayudar a mejorar la calidad del aire. Aquí hay algunas ideas reunidas por las Naciones Unidas:

  • Usar el transporte público o compartir coche, andar en bicicleta o caminar.
  • Cambiar a un vehículo híbrido o eléctrico y solicitar taxis eléctricos.
  • Apagar el motor del automóvil cuando esté parado.
  • Reducir el consumo de carne y productos lácteos para ayudar a disminuir  las emisiones de metano.
  • Compostar alimentos orgánicos y reciclar basura no orgánica
  • Cambiar a sistemas y equipos de calefacción de alta eficiencia para el hogar.
  • Ahorrar energía: apagar las luces y los aparatos electrónicos cuando no estén en uso.
  • Elegir pinturas y muebles no tóxicos.