You are here

Share page with AddThis

Syngenta a la vanguardia en tratamientos de semillas

Eventos
19.09.2019

El uso de tratamientos de semilla profesionales viene creciendo en la Argentina durante las últimas cuatro campañas tanto en cereales como en soja y maíz. Pero cada año es diferente ya que la situación climática influye en la aparición de plagas y enfermedades. Según explica Pablo Rugeroni, Director del Seedcare Institute LAS, en esta campaña que culmina para los cereales se registró una fuerte presencia de enfermedades de semilla y de suelo con incremento de la presión de Fusarium.

Otra de las enfermedades que se vieron fue un avance de carbón volador y de los carbones en general. Y en la zona de Córdoba y sur de Santa Fe aparecieron gusanos blancos de suelo que dañan las raíces y las plantas en su emergencia.

En maíz, de cara a la nueva campaña, lo que se está viendo es mucha presencia de rastrojo verde y plantas guachas de maíz, y con ellos vectores e insectos que sobreviven de una campaña a la otra. Es el caso de  Dalbulus maidis (Hemiptera: Cicadellidae), pequeña chicharrita que solo se alimenta de maíz y único vector natural conocido en Argentina que transmite Spiroplasma kunkelii, afectando mucho en el NOA y NEA, ya que genera deformación de las plantas y enanismo.

Con respecto a las semillas de soja, el año pasado se dio una campaña con lluvias antes de la cosecha, lo que generó lotes de semillas de baja calidad con mucha presencia de Fusarium. Y es de esperar que en la próxima siembra la semilla de soja en el suelo esté bajo condiciones de alta humedad, lo cual puede favorecer el desarrollo de enfermedades. En cuanto a plagas, el año pasado se registró fuerte presencia de Megascelis sp. que integra el complejo de coleópteros crisomélidos y de chinches.

Junto al Congreso Internacional de Semillas

En el marco de su estrategia para apoyar el desarrollo de los tratamientos de semilla, Syngenta fue “Strategic partner” del 7° Congreso Internacional de Semillas de las Américas, organizado en conjunto por Seed Association of the Americas (SAA) y la Asociación Semilleros Argentinos (ASA). Este evento, desarrollado bajo el lema “Promoviendo el negocio de semillas en las Américas”, convocó a referentes mundiales para abordar temas vinculados con los marcos regulatorios que protegen a la comercialización de semillas en el mundo, los mercados internacionales y nuevas tecnologías, entre otros temas.

Sobre el apoyo de Syngenta a la organización del evento, Rugeroni agregó: “Buscamos promover el buen uso de los tratamientos de semilla en toda América. Y siempre trabajamos en conjunto con todas las organizaciones nacionales buscando mejorar aún más los estándares de calidad y la expansión de las Buenas Prácticas Agrícolas en lo que refiere a tratamiento de semillas. El stand que presentamos estuvo compuesto por dos grandes áreas. La primera dedicada al Seedcare Institute LAS de Syngenta ubicado en la ciudad de Pergamino, donde se detallan todos los servicios que se brindan y lo que podemos aportarle al productor. El segundo sector del stand estuvo dedicado a una de nuestras tecnologías: Fortenza Duo, el tratamiento de semillas de maíz más completo del mercado que combina dos insecticidas que se complementan. Esta dupla asegura el mayor espectro de control  por encima y por debajo de la tierra contra insectos de suelo, chupadores, coleópteros y  lepidópteros, aportando un efecto vigor adicional a la hora de la emergencia. Además es un producto que aporta un excelente control del complejo de cortadoras y  gusano cogollero. Fortenza DUO es el compañero ideal del evento biotecnológico Agrisure Viptera. Ambas tecnologías contribuyen a un modelo productivo más sustentable en el tiempo y que permite enfrentar la posible aparición de resistencias entre las plagas”.

La mirada global

En ese sentido el Ing. Archibaldo Salvador, Gerente de Producto Global para moléculas que se utilizan en los productos Seedcare, agregó: “Argentina para Syngenta es uno de los mercados en los que tenemos más participación en tratamiento de semillas, y en general la utilización de algún producto de tratamiento de semillas aquí es alta comparada con otros países de Latinoamérica. Lo que sí vemos son oportunidades de intensificación en el uso de las tecnologías por las ventajas que esto trae. Por ejemplo, es muy normal que en soja se trate la semilla con un fungicida base o mediante la inoculación base. Lo que tratamos de transmitir es que además se puede mejorar la implantación de los cultivos mediante el agregado de nematicidas, insecticidas que ayuden a controlar las plagas que afectan a la soja en el inicio del cultivo o fungicidas específicos según la zona”.

Con respecto al avance de las investigaciones, Salvador añadió: “En cultivos extensivos la investigación avanza hacia la búsqueda de nuevos modos de acción que permitan la rotación de ingredientes activos para el control de enfermedades, disminuyendo el riesgo de resistencia contra los activos que hoy están disponibles”.