You are here

Share page with AddThis

Once exposiciones a campo: Soluciones tecnológicas de Sur a Norte

Eventos
20.06.2017

Las regiones productivas de nuestro país enfrentan diferentes realidades en cuanto a la situación climática, la calidad de los suelos, la presión de plagas o enfermedades y el manejo de malezas. 

Para acercar respuestas específicas para cada problemática, Syngenta organizó este año once muestras a campo que cubrieron toda la geografía productiva de la Argentina.

En estos escenarios multidisciplinarios, los productores pudieron acercar sus preguntas y comprobar cómo se puede obtener rindes excepcionales en soja y maíz si se toman buenas decisiones desde la preparación del lote, todo en el marco de la estrategia de sustentabilidad de la compañía conocida como The Good Growth Plan.

La importancia de los refugios en maíz

La combinación de eventos tecnológicos en el maíz mejoró sustancialmente el control de lepidópteros. Syngenta tiene la mejor combinación de proteínas contra orugas a través de la tecnología Agrisure Viptera2 y Viptera3, pero su durabilidad dependerá del nivel de adopción de refugios. El objetivo del refugio es asegurar una población de insectos susceptibles para que se crucen con insectos resistentes, evitando de este modo que se fijen genes que perjudiquen la tecnología. La implementación de refugios en bloque no afecta significativamente a la rentabilidad, ya que solo implica un 10% del lote y permite sostener el valor de la tecnología en el tiempo. “Si continuamos usando la tecnología sin cuidarla vamos a lograr que en poco tiempo pierda eficacia y eso puede significar un problema para todos. Esto implica volver al manejo convencional de maíz, sin Bt que nos proteja, con las dificultades de manejo y pérdida de rentabilidad que esto significa. Sin ir más lejos, la pérdida de rendimiento esperable en maíz convencional sin uso de insecticida puede llegar al 60%”, sostiene el Ing. Agr. Alejo Costa, de Syngenta.

Por otra parte, en el funcionamiento de un evento biotecnológico influye la acción de curasemillas, como es el caso de Fortenza Duo, una combinación de dos insecticidas complementarios  (Cruiser® 60 Semillero y Fortenza® Semillero). La combinación de un segundo modo de acción contribuye a sostener la durabilidad del evento Agrisure Viptera por más tiempo. En cuanto a los híbridos de maíz, en todas las exposiciones se recomendaron aquellos que mejor se adaptan a cada zona agroecológica, como los híbridos tropicales SYN139 Viptera3 y SYN126 Viptera3 para el NOA y el NEA. Para la Zona Núcleo, los híbridos templados SYN875 Viptera3, SYN848 Viptera3 y SYN840 Viptera3, en siembras de primera, y SYN840 Viptera3 y SYN 860 Viptera3, recomendados para siembras tardías.

Para el control de lepidópteros, Curyom Fit UV se presenta como una alternativa ideal.

Una soja para cada ambiente

En todas las exposiciones fue posible ver cultivos de soja con diferentes fechas de siembra y variedades para ambientes de alto potencial y potenciales intermedios. Entre ellas se destacaron, para la zona norte de Buenos Aires, Santa Fe y Sur de Córdoba, las variedades SYN 3x7, SYN 4x1, SYN 4x6 IPRO, SYN 4x9 y SYN 5x1, esta última de excepcional capacidad de adaptación con altos rindes en todas las zonas y ambientes. Mientras que para el Norte del país (NOA y NEA) se recomendaron las variedades SYN 6x8 IPRO y SYN 7x1 IPRO. Para la próxima campaña se prepara el lanzamiento de SYN 1561 IPRO, de madurez 6.1, que completa el portfolio IPRO de la marca con una genética de altísimo potencial de rendimiento en un área de siembra que atraviesa toda la ruta 19. Esta variedad será lanzada al mercado simultáneamente en la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Esto demuestra el potencial de su genética, que atraviesa latitudes y ambientes de todo tipo con excepcionales resultados.

En todas las zonas se registró una amplia variabilidad climática y eso trajo consigo enfermedades y plagas. En esta campaña, en la zona Núcleo y en Córdoba hubo  Septoria, Cercóspora Kikuchi y, desde la mitad del ciclo en adelante, apareció mancha de ojo de rana en varias de las variedades susceptibles. En plagas fue un año atípico: según la zona, se vieron de forma irregular Rachiplusia, Anticarsia, bolillera y chinche sobre el final del ciclo. Los cultivos que se presentaron en la Expo fueron tratados con el nuevo fungicida Miravis Duo y en todas las localidades los participantes pudieron apreciar las sustanciales diferencias de control de enfermedades, y comprobar los resultados de Ampligo para el control de isocas y Engeo para controlar chinches.

Colorado complicado

En manejo de malezas, la mayor preocupación es producida por la presencia de yuyo colorado, que, si bien se encuentra en todas las zonas, ejerce la mayor presión sobre los campos de Córdoba y centro de Santa Fe. Según explicó en la muestra de Las Rosas el Ing. Agr. Federico Venier, de Syngenta, lo que se aconseja es “antes de la siembra de soja, enrazar el lote a cero. Eso significa controlar todo lo que ha nacido con un desecante como Cerillo. Luego de la siembra de soja, aplicar Eddus, un preemergente de muy larga residualidad, cuyos resultados pueden verse a simple vista. Sabemos que con una sola aplicación de preemergente no siempre vamos a controlar todo el yuyo colorado debido a las grandes presiones que vemos. Entonces, la recomendación consiste en usar Flexstar GT, la nueva herramienta de Syngenta para postemergencia del cultivo.

De esa forma se controlan los escapes de Amaranthus y se aporta una muy buena residualidad para que el cultivo de soja cierre el surco libre de esta maleza”.