You are here

Share page with AddThis

Chinches y Amaranthus, los principales problemas de la campaña pasada

Eventos
01.09.2016

Agosto de 2016, Pergamino. Syngenta fue el principal auspiciante de la IV Jornada de Actualización técnica sobre soja y maíz organizada por la consultora Lares de Pergamino, donde asesores repasaron los principales problemas de la campaña pasada y su posible impacto en la próxima siembra.

Plagas y enfermedades:

Según explicó el Ing. Agr. Diego Álvarez,  director de Lares y docente de FAUBA,  en la campaña pasada se vio una excepcional presión de chinches. “El 50% de los lotes aplicaba para chinches en 2014 y este año se aplicó en el 130% de los lotes. Lograr persistencia en chinche es más complicado que con lepidópteros. Las chinches son hemípteros que una vez que colonizan el lote es difícil sacarlas. Generalmente ataca a la soja en R5, pero si hay chinches antes y después de ese estado fenológico la cosa se complica. En las últimas tres campañas se viene dando la entrada más temprana de chinches aunque hoy no llega a ser una tendencia”. Para estos casos desde Syngenta se recomienda el uso de Engeo, remarcando la importancia de la calidad de la aplicación y el horario en que ésta se realiza, considerando que influyen la temperatura y humedad relativa en la ubicación de la plaga dentro del canopeo. En el caso del maíz desde Syngenta recomendaron el curasemilla Avicta Completo Maíz que ayuda a reducir los daños generados por la chinche de los cuernos.

Finalmente Álvarez alertó sobre la presencia en relativo aumento de larvas de isoca militar tardía (Spodoptera frugiperda) en sojas Bt.

Con respecto a enfermedades, la Ing. y asesora privada Rita Robledo explicó que este año se vieron Septoria o mancha marrón y Cercóspora kikuchii. Esta última es una enfermedad con período de latencia largo y que muchas veces sorprende por su aparición en el lote. Se deben tener en cuenta el potencial de rendimiento, precipitaciones y la presión de la enfermedad para elegir qué tipo de fungicida utilizar. Para controlar estas enfermedades desde Syngenta recomendaron el uso de Amístar Extra Gold, una formulación lista para usar, donde  los activos están contenidos en una emulsión oleosa que prescinde del agregado de Nimbus, dado que viene con coadyuvantes ya incorporados al producto. Amistar Extra Gold consigue una mayor efectividad biológica de ambos activos en el control de enfermedades foliares. 

Control de malezas:

A su turno el Ing. Agr. Luis Lanfranconi,  del INTA, explicó que el gran problema es  Amaranthus (yuyo colorado), una maleza que  tiene un desarrollo explosivo. Ante la falta de control o controles ineficientes, la dinámica de crecimiento de la población de Amaranthus en un lote va desde 2 plantas en el primer año a manchones en el segundo año y al 40% del lote con problemas al tercero. Además alertó: “una planta no controlada no significa un error de aplicación, sino la aparición de una resistencia.  Para controlar Amaranthus lo ideal es hacerlo en preemergencia; si se pasa, esta maleza presenta una ventana de aplicación post emergente de unos tres días máximo. Desde Syngenta se recomienda el uso de Eddus para su control. Es un herbicida selectivo con control residual para malezas de hoja ancha y gramíneas en soja que combina dos ingredientes activos, S-metolacloro y Fomesafen, con sitios de acción diferentes. El primero ejerce su acción inhibiendo la síntesis de ácidos grasos de cadena larga, componentes de las ceras cuticulares. Mientras que el segundo actúa inhibiendo la enzima PPO que interviene en la formación de la clorofila.

Finalmente Lanfranconi alertó sobre la aparición de gramíneas resistentes a post emergentes, donde se están comenzando a ver sorgos de Alepo resistentes a los herbicidas tipo FOP.

Para el caso de gramíneas tolerantes a glifosato y Amaranthus, desde Syngenta se lanzó  Acuron Uno, un preemergente muy eficaz en controlar este tipo de malezas. Acuron es un DPPD cuyo principio activo es el biciclopirone, y no sólo se destaca en su mayor espectro de control sino también por una mayor residualidad.

Sobre los aportes de la genética a la tecnología productiva en soja, el Ing. Agr. Paolo De Luca mostró que a nivel de lote, la decisión que mayor impacto tiene en la productividad del cultivo es sin duda alguna la fecha de siembra en relación al grupo de madurez utilizado. “A partir del 23 de octubre en adelante, a medida que la siembra se atrasaba y dependiendo del ambiente existente sobre cada lote, el potencial de rendimiento caía unos 25 kg diarios aproximadamente. En estos análisis se destacaron las variedades SYN3x7 RR1 y SYN 4x1 RR1, ambas pertenecientes a la nueva generación de variedades de soja de Syngenta.