You are here

Share page with AddThis

Carboxamidas: la superación en el control de las enfermedades

Eventos
08.07.2016

Mar del plata, Junio de 2016. La evolución de las enfermedades que afectan a los principales cultivos es una constante preocupación para técnicos y asesores. Ante esta realidad el equipo de Servicio Técnico Syngenta organizó la primera jornada de capacitación y debate sobre uso de carboxamidas en la Argentina. Participaron más de 200 asesores y productores provenientes de siete provincias, quienes intercambiaron experiencias en el manejo de enfermedades y establecieron parámetros sobre cómo proceder para un adecuado manejo de las mismas. 

Las carboxamidas irrumpieron en el mercado argentino hace ya cuatro años siendo Syngenta la empresa que comenzó a marcar el camino con el lanzamiento de Sedaxane y Isospirazan, liderando este segmento de innovación tecnológica. Se trata de una nueva familia de fungicidas con un modo de acción diferente de las estrobirulinas y triazoles utilizados en la mayoría de los fungicidas del mercado. Las carboxamidas poseen una mejor eficacia ante los patógenos y son clave para evitar cualquier resistencia o tolerancia que puedan generar los hongos. Tienen una residualidad superior a lo conocido, y si bien se vienen usando en las últimas campañas, esta es la primera vez que  más de 200 técnicos y asesores (CREA  y AAPRESID, fitopatólogos, monitoreadores y privados) se reúnen a debatir sobre su uso, sus resultados y su efectividad ante diferentes situaciones. 

Según explicó el Ing. Juan Carlos Petoyan, integrante del equipo de Servicio Técnico Syngenta, los fungicidas pueden ser preventivos, curativos o erradicantes. "Una carboxamida no es lo mismo que una estrobirulina y no debe ser utilizada como si lo fuera. Y si bien es cierto que muchas veces el productor pide una acción erradicante, debemos saber que toda función curativa demanda un tiempo de acción y efectividad. Para lograr una acción completa es importante la presencia del acompañante de la carboxamida. En Syngenta recomendamos Reflect Xtra, un producto compuesto por Isopyrazam como carboxamida y Azoxystrobin como estrobirulina. Esta combinación aporta efectividad en dos tiempos porque cubre la prevención como los aspectos curativos y contribuye a evitar la aparición de resistencias".

La diferencia entre químicas se manifiesta también a la hora de establecer los umbrales para el uso de carboxamidas, una tarea aún pendiente. Los umbrales no se revisan hace tiempo y muchos se crearon para el manejo de Baguette 10 en el año 1998, por eso la importancia de este primer workshop que posibilita cruzar información de diferentes regiones y experiencias de manejo. 

Residualidad y resistencia:

Entre las primeras conclusiones se explicó que la residualidad está compuesta por una parte química y por la cantidad del inóculo presente en el cultivo. Por eso cuando se aplica con alta severidad es probable que se reduzca la residualidad de los productos. 
En las enfermedades que afectan a trigo y cebada, es fundamental detener el inóculo secundario para que éstas no vuelvan. Controlar un área de enfermedad reducida no es prevención, en esos casos la enfermedad ya está en la planta. Por eso es importante la elección de productos con doble acción y residualidad.

Con respecto a la generación de resistencias causada por la presión de selección, comienza a complicarse el uso de triazol, un producto que en Argentina se utilizó de manera excesiva y desmedida. Los productos con carboxamidas por ahora  no registran manifestaciones manifestaciones de patógenos resistentes. De todas formas recomendaron cuidar la tecnología ya que hoy preocupa, por ejemplo, la gran cantidad de carboxamida usada para controlar Ramularia en las últimas campañas, muchas veces en aplicaciones tardías. 

Roya del tallo: el desafío a controlar

Roya del tallo (Puccinia graminis) es una enfermedad destructiva y hay que avanzar en el desarrollo de protocolos en su manejo. La persistencia del producto a usar es vital para controlarla. Según presentaron los técnicos presentes, se la controla cuando muestra síntomas en la hoja y ya es tarde cuando se manifiesta en el tallo. Es muy importante el monitoreo para detectarla.  Este año la mayoría de los productores va a sembrar variedades susceptibles a roya del tallo y habrá que combinar la elección de una variedad tolerante y estrategias de control. Cuando se la detecte en la hoja se recomienda bajar mucho el umbral, más de un 60%. 
Reflect Xtra: años dorados

A su turno, los ingenieros y asesores Gastón Collova, Mauro Mortarini, Ariel Quatroccio y Diego Alvarez presentaron resultados regionales del uso de Reflect Xtra en trigo y cebada. 

Según relataron, la inclusión de carboxamidas en cebada fue más rápida que en trigo y los momentos clave para aplicar son de Zadock 39 a 41. En el consolidado de los últimos cinco años, el uso de Reflex Xtra con Isopirazam como carboxamida generó más de 1000 kilos con referencia a los testigos sin tratar. No por una enfermedad en particular, sino por el espectro completo de acción. Por otra parte no hay que tener miedo a estar llegando tarde: aplicar controla porque es una química de acción curativa. 
Según el Ing. Julio Muriel de Desarrollo de Syngenta, "las carboxamidas son el presente y futuro en fungicidas. Desde los primeros triazoles hasta hoy hemos pasado de una estación a otra, investigando sobre nuevas moléculas, mejorando los controles y los resultados. Hoy con Reflex Xtra lideramos la tecnología de las carboxamidas, en particular en cereales".